Miércoles , 22 noviembre 2017
Noticias Destacadas
Inicio » Arte y conciencia » SYNEIDESIS, El arte de materializar los sueños [La Novela de Victor Brossa 2013]
SYNEIDESIS, El arte de materializar los sueños [La Novela de Victor Brossa 2013]

SYNEIDESIS, El arte de materializar los sueños [La Novela de Victor Brossa 2013]

LA NOVELA QUE GUARDA EL SECRETO DE LA SABIDURÍA, EL PODER Y LA VERDADERA LIBERTAD DEL SER HUMANO

UN MENSAJE PARA EL QUE SABE DESVELAR LO OCULTO BUSCANDO FUNDARSE A SÍ MISMO EN LA EXISTENCIA: Esta es una historia de ficción y cualquier parecido que usted encuentre con la realidad es pura «casualidad». A partir de la fusión de rasgos y personalidades de gente que conozco o he conocido, he construido las características de la mayoría de los personajes que representan muchas de las cosas que la novela en sí trata de transmitir. También he de admitir que hay mucho de mí en todos ellos, y debo reconocer que la novela, a pesar de haber sido «vomitada» en tan solo un mes, se había ido cuajando desde los mundos inconscientes durante casi un año de aparente olvido y abandono consciente. A fin de contrastar información y dar un sentido más eficaz a lo que el libro trata de transmitir, he usado en varias ocasiones datos extraídos de los trabajos de investigación y difusión de personajes públicos a los que deseo dar las gracias y citar a continuación:

Agradezco al autor del libro Jesús vivió y murió en Cachemira, el difunto Andreas Faber-Kaiser, su honesta aportación en el mundo de la difusión e investigación de la búsqueda de la verdad en un tiempo en el que todavía no existía Internet. Le agradezco también el valor documental que su investigación sobre la figura de Jesús aporta a este libro.

También quiero agradecer a José Luis Parise, investígador, escritor y psicoanalista argentino, los Once pasos de la magia y su particular visión de la vida de Cristo que tanto coincide con lo que desde mi capacidad de imaginar he podido rescatar para mí. A pesar de las creencias del lector, desearía que esta novela fuera tomada como una propuesta para incentivarlo a usar su capacidad de imaginar como una herramienta que le permita enfrentar de una forma nueva los aparentes obstáculos que aparezcan en su vida, comprendiendo que atreverse a soñar lo que el corazón expresa, es alimentar la posibilidad de realizar lo aparentemente imposible, cuando el ser decide dejar de ser objeto de otros para abrazar su propia existencia. Sin duda alguna, la visión de José Luís Parise sobre un Jesús totalmente humano y conocedor del funcionamiento de la creación consciente, impregna como la sutil fragancia de un suave perfume toda la novela; una figura que podría servirnos a cada uno de nosotros como firme modelo de autocrecimiento, más allá de lo que las religiones nos han transmitido; un modelo al alcance de cualquiera que desee recordar cómo abrazar la magia en su propia vida.

Otro nombre en el que en ocasiones me he apoyado para contrastar información referente a los temas de conspiración contra la integridad del ser humano ha sido el del  periodista Luis Carlos Campos, autor de La macroestafa del sida, entre otros libros, aunque podría citar a otros muchos defensores de la verdad que, con mayor o menor fortuna, intentan sacar a la luz las pruebas que demuestran que el ser humano está absolutamente manipulado y anestesiado. He deseado tener muy en cuenta esta visión de la realidad porque estoy convencido de que es correcta grosso modo. Siento que la forma de recuperar la conciencia y, por ende, nuestro verdadero poder, es admitir que antes lo hemos cedido, ya sea de forma consciente o inconsciente, a los que manejan con total impunidad el mundo en el que vivimos. Un ochenta por ciento de la riqueza del planeta está en manos del uno por ciento de la población. Eso ya lo dice todo, y ahora no estoy hablando de ficción. La magia es la ciencia que sabe cómo hablarle al inconsciente y que puede afectarlo hasta extremos insospechados. Usadas de la forma adecuada, la magia y la expresión artística pueden influir en la forma en que proyectamos nuestra propia experiencia de vida, ya sea para limitarnos o para impulsarnos a generar una vida mejor. Todo depende, por tanto, de cómo programemos nuestro inconsciente, nuestro sistema de creencias. Nuestro mundo está hecho de magia, y la ventaja de los que lo saben y la usan en su exclusivo beneficio es que el resto, el noventa y nueve por ciento, lo permite y no es consciente de ello. Ese uno por ciento de la población que tanto poder ejerce sobre el resto la está usando cada día a través de rituales bañados de cotidianidad para que sigamos aceptando de forma pasiva una realidad que podríamos transformar a través del poder que todos contenemos, esto es, a través de nuestra capacidad de imaginar y de elegir lo que de verdad deseamos vivir en este mundo que también es nuestro, al menos mientras escojamos seguir aquí encarnados. La conciencia es el primer paso hacia la existencia. El que tenga oídos, que oiga.

Podría citar otras muchas fuentes, pues siento que cada idea nace o es rescatada de la memoria colectiva que pertenece a todos. Mi mujer Ariadna ha sido también fundamental para la creación de esta novela. Su estado de presencia y la coherencia con la que trata de vivir a mi lado cada día, además de algunos de sus lúcidos comentarios acerca del libro, ha sido uno de los mejores regalos y apoyos para mí. También lo han sido los amigos que están en mi día a día, ya sea en presencia física o más allá de este mundo, al igual que mis padres y ancestros… Todos ellos han ayudado a crear esta novela.

También deseo incluirte a ti, lectora o lector, y a todos los que formamos parte de esta Humanidad de Hombres y Mujeres de Conciencia que está despertando día a día y que tan bien describe mi buen amigo, el escritor Germán Martín Rais, en su celebrada novela de autocrecimiento, Duna.

Por último, quisiera dejar constancia que mi objetivo al escribir este libro no es el de convertirme en un modelo literario, sobre todo teniendo en cuenta que escribo tal y como sale de mí sin tener muy en cuenta la forma y el estilo. Mi intención es mucho más simple y directa: deseo que pases un buen rato mientras tu inconsciente recuerda que eres mucho más de lo que te contaron, que tus sueños son realizables y que tu capacidad de imaginar puede transformar tu vida en lo que de verdad deseas si sabes leer más allá de las palabras. Esta novela se presenta disfrazada de ficción, pero puedo asegurar que en ella hay muchas más verdades y posibilidades cuánticas realizables de lo que pueda aparentar a simple vista. Alguien me dijo una vez que el conocimiento velado llega al inconsciente de forma muy eficaz si se usa el idioma del arte para transmitirlo. Así dejamos que nos manipulen cada día a través de la publicidad, los medios o a través de una inmensa cantidad de rituales que nos envuelven vestidos de vida cotidiana. Hablo de arte porque es a través de símbolos, palabras, música, colores, imágenes, arquetipos y emociones como se llega al inconsciente. En cuanto a este libro, es evidente que el poder de la palabra y la creación de una historia son formas artísticas de expresión que encajan a la perfección dentro de esta posibilidad, con la diferencia de que esta novela no desea otra cosa que impulsar al lector a abrazar el poder del que ha sido privado desde su nacimiento, el poder que nuestra capacidad de imaginar conlleva, a pesar de que suene increíble o pueril.

Una última cosa deseo añadir, pese a que muchos puedan tildarme de loco por atreverme a hacerlo. Para mí, la única diferencia entre realidad y ficción es lo que tú decidas creer y crear en tu vida. Solo se trata de imaginar, de recordar cualquier posibilidad cuántica que flote en tu universo interno donde todo existe ya. Recordar procede de la palabra latina recordari, que significa literalmente «volver al corazón». El poder siempre estuvo en ti y en la fuerza de tus latidos, en tu deseo por existir. No lo olvides nunca. Víctor Brossa -2013-.

http://www.sencillezyorden.com/products/syneidesis-/

Temas:

Deja un Comentario