Home » Condena social » Desinformación mediatica + articulo de reflexión sobre el control de calidad HUMANO SANITARIO

Desinformación mediatica + articulo de reflexión sobre el control de calidad HUMANO SANITARIO

[computer_tablet][/computer_tablet] [mobile][/mobile] En primer lugar la voz de 3 periodistas consagrados y experimentados hacen eco del riesgo de la prolífica “Desinformacion Mediatica”.

Tres periodistas de los medios oficiales:

-Rosa María Calaf
-Felipe López-Aranguren
-Rafael Palacios

En segundo lugar un articulo sobre:
CONTROL DE CALIDAD HUMANO SANITARIO- La punta del iceberg​

El médico (psicólogo) se olvida de que también puede ser un paciente, y de hecho un paciente complicado, porque pese a ser el mayor experto, a veces es el último en reconocer sus propios síntomas.

Es obvio que los profesionales sanitarios en general, y sobre todo los médicos, en la mayoría de casos no actúan debídamente como pacientes cuando están enfermos…

DATOS MERIDIANOS

Se calcula que uno de cada diez médicos (profesionales de la rama humano-sanitaria) pueden sufrir durante su vida profesional algún episodio relacionado con enfermedades psíquicas, conductas adictivas que pueden influir en el ejercicio profesional, y llegar a una manifiesta “mala praxis” que conlleve a cometer errores y negligencias…

De hecho, muchas bajas laborales, incapacitaciones o inhabilitaciones profesionales de los médicos/psicólogos se deben a trastornos que tienen un tratamiento eficaz si s e atiende.

¿CÓMO PROTEGER A LOS QUE NOS ATIENDEN/CUIDAN?

LÓGICAMENTE estas enfermedades repercuten muy negativamente en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en los círculos profesionales, también en el lugar de trabajo concreto, en la relación con sus pacientes, etc. Aún siendo conscientes de este perjuicio, el miedo, el sentimiento de juicio y la condena social de la propia enfermedad hacen que los médicos y profesionales de la salud estén seudo-obligados a negarla y a ocultarla. Máxime por la fata de protección, en primera instancia…HINCAPIÉ !

¿Un problema de salud colectiva y control de calidad profesional? Cuando un médico renuncia a buscar soluciones eficaces a su problema, esta conducta supera el ámbito de lo estrictamente personal para convertirse en una cuestión que afecta al bienestar público por las consecuencias que puede llegar a ocasionar en la salud de sus pacientes. Y de paso en la confianza social. Factor imprescindible para la curación más efectiva.

Por lo que entender esta lógica, en este caso concreto, NO ES SUFICIENTE, si no se ponen soluciones corporeas.

ENCAUZANDO…

Está demostrado que los profesionales de la salud se encuentran entre la población que recibe una menor atención sanitaria, bien sea por autosuficiencia, por la negación de las propias enfermedades, por los miedos anteriormente citados, por consultas espontáneas a colegas, o por otros motivos resultantes (entend​ibles pero NO PRODUCTIVOS)

Tampoco entre médicos se establece la adecuada relación terapeuta-paciente, presente en la práctica clínica habitual. Uno y otro motivo nos sitúa paradójicamente como uno de los colectivos peor atendidos dentro del sistema sanitario.

REFLEXIÓN

No es una novedad que la crisis afecte especialmente al personal sanitario, ya que gran parte de los recortes han sido en materia de sanidad, y más concr​étamente, el colectivo de pacientes enfermos, se ha disparado hacia diversas “patologías múltiples”. Un arsenal de artillería de impacto al profesional clínico –y demás competencias-

No olvidemos que cuando se habla del “médico/psicólogo enfermo”, también se habla del profesional que atiende a un numerador humano, muchas veces no compensado como debería. Es por ello que, regular a estos profesionales es también una misión fundamental, como punto de partida. Así pues, evitar lo previsible.

Para finalizar les dejo una pregunta y saquen sus propias conclusiones:

¿No sería más inteligente proteger laboralmente a quienes nos asisten?…

¡Muchas gracias! www.radiosapiens.es

Deja una respuesta