las sectas

Las sectas se valen de ciertos trucos psicológicos para captar adeptos. Quizás te crees a salvo de caer en una de ellas, pero es posible que en momentos de debilidad emocional bajes la guardia y puedas ser víctima de este tipo de organizaciones.